26
February , 2020
Wednesday

Eventos en Extremadura

Esta web se halla en construcción. Disculpen las molestias.

El donante, profesor de la UEx, mantiene en secreto cómo llegó la obra a sus manos.El volumen será restaurado y digitalizado. Hay un ejemplar en Harvard.

Les apretó de manera que dixeron…”. Así comienza el primero de los 96 romances del Cid que desde ayer custodia la Biblioteca de Extremadura (BIEx). Es una primera edición del Romancero del Mío Cid (Lisboa, 1605), uno de los tres ejemplares de la edición príncipe de esta obra, un tesorero literario único en España y Europa, del que solo hay otro en la Universidad de Harvard y un tercero desaparecido.

La joya bibliográfica fue donada ayer por Fernando Serrano Mangas, profesor de Historia de América en la UEx, que la adquirió “por poco dinero”. El sabe que “en el 1995 fue subastada en ChristieIs en 6.000 libras” y mantiene en secreto cómo, cuándo y donde llegó a sus manos: “¿En la cuesta de Mollano en Madrid, en Sevilla? No sé”, dijo.

Serrano la donó a la BIEx porque “me lo planteé y lo decidí; espero no haber hecho el jilipollas, como dicen en mi pueblo”. Luego reconoció que “la amistad con Justo Vila –director– ha tenido que ver”, además de que “la institución está consolidada; la otra alternativa era la Biblioteca Nacional”, dijo, pero optó por Extremadura.

EVENTO SENSACIONAL El donante entregó el ejemplar a la consejera de Cultura, Leonor Flores, y a Justo Vila, en en la BIEx coincidiendo con el Día del Libro, cuyo acto central tuvo lugar en el mismo salón por la tarde. Serrano aclaró que el hallazgo de la obra –un pequeño volumen restaurado y reencuadernado en el siglo XIX–, no guarda relación alguna con la Biblioteca de Barcarrota, en la que también trabajó.

Flores destacó la donación como “un evento sensacional para Extremadura y el mundo de la cultura por ser un ejemplar único que convierte a la BIEx en una referencia nacional e internacional envidiable y digna de admiración en el mundo”.

Dijo que “si la aparición del ejemplar es importante, el que se asocie a Extremadura también”. Para la consejera, el valor del volumen engrandece el patrimonio bibliográfico extremeño, que atraerá a investigadores para estudiar el ejemplar”.

Una vez analizada y digitalizada, la obra será estudiada y para ello se ha mantenido contacto con profesores de Extremadura, España, Estados Unidos y Francia; después se editará un facsímil. De momento, a partir del próximo lunes y durante toda la semana se expondrá en la BIEx para que pueda verla todo el mundo que lo desee.

El ´Romancero del Mío Cid´ es un cantar épico anónimo con 96 romances –los dos últimos incompletos–, presentado en un volumen de 12 por 8 centímetros, que se encuentra en buen estado de conservación. Su relevancia es similar al Lazarillo de Barcarrota, o la primera edición deEl Quijote , 4 de cuyos 18 ejemplares están en España.

Existen tres obras literarias en torno al Cid: El poema del Mío Cid (cantar de gesta); Las mocedades del Cid (teatro) y el Romancero del Cid , la obra donada a la BIEx. Su título exacto es:Hystoria del muy noble, y valeroso cavallero, El Cid Ruy Diez de Biuar: en romances; en lenguaje antiguo. Recopilados por Juan de Escobar, dirigida a Don Rodrigo de Valençuela, Regidor de la ciudad de Andújar. En Lisboa, impresa con licencia de la Santa Inquisición: por Antonio Alvarez. Año 1605 .

´SUPE QUE ERA IMPORTANTE´ Fernando Serrano contó que “no iba buscando esta obra porque una cosa así no se busca; sí era un sitio donde sé que hay cosas buenas”, dijo. “Cuando lo vi por primera vez supe que era muy importante, y poco después que era la edición príncipe”. Destacó de ella el tipo de ilustraciones, con soldados de los tercios españoles con mosquete. Hasta ayer, la conservó en “casa, lejos de la cocina para que no se manchara de aceite”, bromeó.

Vila explicó que el volumen será restaurado en el taller de Pedro Barbáchano, de la sierra de Madrid, “de los mejores especialistas de Europa, que ya trabajó con la Biblioteca de Barcarrota, elaborará el papel similar al original y garantizó cuando vino a verlo que quedará bien”. El proceso durará varios meses.

Para determinar que se trata de un ejemplar de la edición príncipe, Vila explicó algunos detalles, como que al término de cada romance figura la palabra ´fin´, y que en la edición del 1611 y posteriores ya no figura la contracción ´del´ en el título, sino ´de el´. Además la obra contiene 40 poemas que figuran impresos por primera vez.

Fuente: Lacronicabadajoz.com

Dejar una respuesta




Recent Comments

There is something about me..