28
May , 2022
Saturday

Eventos en Extremadura

Esta web se halla en construcción. Disculpen las molestias.

El Edificio Capitolina entra en servicio en las calles Puente y Castelar con una inversión superior al millón de euros

A pocos metros del Puente Romano, la Alcazaba Árabe y la Plaza de España, con una oferta gastronómica de calidad y la previsión de poner en marcha un servicio hotelero del que carece la ciudad.
El Edificio Capitolina, situado en la confluencia de las calles Puente y Castelar, acaba de abrir sus puertas. Un grupo de socios que cuenta con varios establecimientos de restauración en la ciudad, como El Yantar y Bocados, ambos en la zona del Teatro Romano, ha afrontado una inversión superior al millón de euros para poner en marcha un nuevo establecimiento orientado tanto al turismo que llega a Mérida como a los propios emeritenses.
Restaurante Rex Numitor

La planta baja del edificio, de nueva planta, está ocupada en su totalidad por el restaurante Rex Numitor, la principal apuesta del negocio. Este establecimiento cuenta con tres estancias, decoradas de distinta forma para generar ambientes y usos diferentes.
El salón Dehesa tiene capacidad para más de 30 personas sentadas. Está pensado para ofrecer degustaciones a grupos y empresas, con especial preferencia por los productos de la tierra y los jamones ibéricos de El Yantar.
Junto a esta, hay otras dos estancias. Una con alrededor de 20 puestos, pensada como comedor de diario para personas que estén trabajando; y una sala destinada a restaurante de calidad, con más de 50 puestos. El local cuenta con dos menús, de 18 y 22 euros, y con productos a la carta.
Rex Numitor apostará por los productos extremeños y especialmente por los vinos, para lo que cuenta con una amplia variedad. «Queremos incidir en los vinos de la tierra para darlos a conocer», apunta Gabriel Domínguez, uno de los promotores de este nuevo local.
Cuatro apartamentos

El edificio se completa con cuatro apartahoteles, un servicio del que hasta ahora carecía la ciudad y que entrará en funcionamiento en unas semanas. Según indica Gabriel Domínguez, «es un sector que no existía y una oferta que no había en Mérida».
Los apartamentos cuentan con cuatro plazas, con posibilidad de ampliación hasta seis, y con todas las comodidades necesarias, lo que incluye ducha de hidro-masaje y red wi-fi de acceso a Internet. La intención de los promotores del Edificio Capitolina es que la zona de restauración, catalogada de tres tenedores, preste también servicio a los alojamientos.
Una gran terraza con vistas a la Alcazaba y al Guadiana, que en el futuro se empleará para eventos más especiales, corona el establecimiento.
Mito de Rómulo y Remo

Como no podía ser menos, la cultura romana impregna la esencia de este nuevo establecimiento. Pero en este caso se ha recurrido a nombres no tan conocidos, aprovechando la cercana presencia de la estatua dedicada a Rómulo y Remo.
Como explica Gabriel Domínguez, la denominación de las distintas estancias guarda relación con el mito de los fundadores de Roma. El nombre del establecimiento y del apartahotel, Capitolina, hace referencia a la colina romana donde se cree que estuvo el refugio de Rómulo.
Asimismo, los hermanos dan nombre a sendos apartamentos, mientras que los otros dos recuerdan a su madre, Rea Silvia, y a Tito Tacio, el rey de los sabinos al que Roma se enfrentó y que posteriormente sería su aliado. Este episodio también guarda relación con Las Sabinas, una de las salas del restaurante Rex Numitor, que era el abuelo de Rómulo y Remo. Otro de los espacios donde degustar la comida del local se llama Luperca, como la loba que amamantó a los gemelos.
Pasado y presente, tradición y modernidad, se dan la mano en un nuevo establecimiento que aspira a completar la oferta turística y de ocio de la ciudad.
Fuente: Hoy.es

Dejar una respuesta




Recent Comments

There is something about me..