27
September , 2020
Sunday

Eventos en Extremadura

Esta web se halla en construcción. Disculpen las molestias.

El Rodríguez Moñino ha organizado un intercambio con jóvenes americanos, que han quedado encantados con la cultura extremeña

Stephanie tiene 18 años, es de Ashland (Estados Unidos) y estudia español en el instituto de su ciudad como segunda lengua. Llegó a Badajoz el pasado 21 de marzo y ya le ha seducido la cultura extremeña. Aquí está participando en un intercambio con alumnos del IES Rodríguez Moñino. Durante su estancia en la capital pacense, que se prolongará hasta el jueves 1 de abril, esta joven americana vivirá en la casa de Marta González, escolar de este centro educativo. Aunque ambas coinciden en que el momento del encuentro fue algo incómodo porque no se conocían ni sabían si se iban a llevar bien, afirman que la experiencia está siendo algo inolvidable. «Al principio estábamos algo asustadas. Hablar era complicado y ella además estaba muy desorientada porque hay muchas cosas que son diferentes a Estados Unidos. Pero finalmente todo salió muy bien. Yo le hablo en inglés y Stephanie me contesta en español. A veces incluso nos comunicamos mediante gestos», explica Marta.
En total 16 chicos estadounidenses de 16 y 17 años acompañados por tres profesores y tres padres y 21 alumnos pacenses de 3º de la ESO junto con varios profesores forman parte de este proyecto. La idea, según cuenta el director del Rodríguez Moñino, Francisco Espada, surgió de la necesidad de fomentar el estudio de este idioma y su aprendizaje entre los estudiantes de los grupos que están fuera de la sección bilingüe de este instituto. De hecho, durante la jornada de ayer los visitantes pudieron conocer cómo funciona este programa bilingüe, de qué modo se trabaja en el centro y de qué departamentos se compone, entre otras cosas. Además, durante todo el día estuvieron realizando diversas actividades lúdicas y a la vez formativas que les permitieron acercar culturas y conocerse mejor. Así, se llevaron a cabo juegos de magia en inglés, contaron cuentos populares en ambas lenguas, interpretaron canciones tradicionales de cada país e hicieron una muestra de sus bailes típicos. «Son ejercicios muy dinámicos con los que se pretenden que se comuniquen entre ellos para que practiquen el idioma que están estudiando», apunta Ascensión Rubio, coordinadora de este intercambio.
Para que los invitados conozcan también toda la riqueza monumental, histórica y cultural de la región, durante esta semana el grupo visitará varias localidades extremeñas como Olivenza o Mérida. «Ya hemos conocido Badajoz y Cáceres y nos ha gustado mucho», indica Stephanie. Además, según asegura Rubio, las familias de acogida están haciendo todo lo posible para que estos inquilinos tan peculiares se aproximen a la gastronomía de la tierra y sus tradiciones. «Nos encanta la comida y la gente. Es muy amable y simpática», coinciden los alumnos de Estados Unidos.
Aparte de lograr esa inmersión lingüística y cultural, con este proyecto de intercambio se consigue motivar a los estudiantes y que se den cuenta de que lo que aprenden en clase les sirve, y de mucho, para la vida real. «Es bueno que se ilusionen con el inglés, que lo practiquen y que sean conscientes de lo importante que es», puntualiza Rubio.
El 17 de abril será el turno de los pacenses. Ese día saltarán el charco hasta Ashland y serán ellos los que conozcan su gastronomía, sus costumbres y su forma de vida. Pero los jóvenes del Rodríguez Moñino tiene mucho camino recorrido, ya que durante esta semana han conquistado parte de los Estados Unidos sin ni siquiera pisar el país.

Dejar una respuesta




Recent Comments

There is something about me..

Recent Comments