23
February , 2019
Saturday

Eventos en Extremadura

Esta web se halla en construcción. Disculpen las molestias.

Aceite puro cien por cien, de la variedad Verdial de Badajoz. Uno de los mejores del mundo. Hecho en Extremadura. Podría tratarse de un anuncio, de un mero reclamo publicitario y, de hecho, lo es, aunque lo realmente noticioso es que se trata de una realidad bendecida por la principal Feria Mundial de Alimentos Ecológicos. Se ha celebrado en la ciudad alemana de Biofach y uno de los protagonistas ha sido una cooperativa extremeña, modesta en cuanto a número de socios (unos 350) pero que ha alcanzado renombre entre los exquisitos paladares de los consumidores y el prestigio entre las empresas que trabajan con productos ecológicos.
La Sociedad Cooperativa Limitada El Lácara, de la población pacense de Cordobilla de Lácara, constituida en 1984, dio un vuelco a su filosofía productiva al transformarse en 1997 en la única cooperativa de la región que toda su producción de aceite es ecológica. Esto es, no una ni productos químicos ni abonos no naturales para dar vida a las decenas de olivos que tiene repartidos por sus 1.400 hectáreas. «Fuimos los pioneros en elegir esta producción y aunque tiene sus dificultades, también tiene sus bondades al optar por un mercado más de calidad», concreta Virgilio Barbosa, presidente de la cooperativa cordobillana.
Optar por lo verde exige una serie de acciones. El aceite de oliva virgen ecológico se obtiene exclusivamente de aceitunas sanas y en su punto de maduración. En las almazaras, sólo se utilizan procedimientos mecánicos o medios físicos en condiciones especialmente controladas, que no producen alteración del aceite.
Las aceitunas se deben molturar el mismo día de su recolección ya que contienen agua que fermenta y aceite que se oxida, por lo que el tiempo de almacenamiento deterioraría la calidad final. Y una vez en las almazaras, se procede a la limpieza de las aceitunas para quitarles las impurezas y se depositan en las tolvas para clasificarlas por calidades así como por la variedad.
Aparte de la ventaja para el consumidor, hay otra ventaja para el propio medio ambiente. El uso de los modernos sistemas hace que el proceso de extracción del aceite virgen ecológico sea lo más limpio y respetuoso posible con el medio ambiente. El ahorro de agua con este método hace que no se produzca tanto alpechín, lo que reduce enormemente el problema medioambiental que siempre se ha producido en el tratamiento de los residuos generados en la elaboración del aceite de oliva.
Referente
«Nuestro aceite es puro, fruto de una agricultura tradicional y ecológica que implica una fabricación con un alto nivel de calidad», recalca Barbosa. En Alemania, en la cita más relevante de la alimentación ecológica mundial, lo han certificado. Un compañero del Consejo Rector de la cooperativa, Fernando Chanclón, fue el encargado de recoger un premio que, en realidad, es una recomendación a consumidores y empresas de todo el mundo para que utilicen el aceite extremeño de El Lácara. Ya en años anteriores, este aceite obtuvo un segundo premio en un certamen en Córdoba y un premio y un segundo en otra feria extremeña de estas características.
Los últimos datos de producción de la cooperativa de Cordobilla apuntan a que vendieron 300.000 litros de aceite a granel a Andalucía, pero también 26.000 a Italia y otra cantidad idéntica a la vecina Portugal. Además, distribuyó 40.000 litros de aceite envasado para sus socios.
La producción de olivar ecológico supone más de la mitad de la producción ‘verde’ de la comunidad extremeña, que cuenta con un total de 65.000 hectáreas ecológicas.

Dejar una respuesta




Recent Comments

There is something about me..