20
September , 2019
Friday

Eventos en Extremadura

Esta web se halla en construcción. Disculpen las molestias.

PROGRAMA:

image Día 9: Concierto inaugural. Iglesia de la Preciosa Sangre. 20.00 horas

Días 11 y 12: ‘Dom Juan’, de Molière. Plaza de San Jorge. 23.00 horas

Días 12 y 13: ‘La estrella de Sevilla’. Gran Teatro. 22.00 horas

Días 12 y 13: ‘La dama duende’. Plaza Las Veletas. 23.00 horas

Día 14: ‘La leyenda de la cigüeña negra’. Plaza de Santa María. 21:00 horas

Día 14: ‘La comedia de los errores’. Plaza de San Jorge. 23.00 horas

Día 18: ‘Basta que me escuchen las estrellas’. Plaza de San Jorge. 23.00 horas

Día 19: Orquesta de Extremadura. Gran Teatro. 21.00 horas

Día 19: ‘La vida es sueño’, de Calderón de la Barca. Plaza las Veletas. 23.00 horas

Día 20: ‘La dama boba’, de Lope de Vega. Plazade las Veletas. 21:30 horas

Día 20: ‘Don Juan, el burlador de Sevilla’, de Tirso de Molina. Gran Teatro. 22.00 horas

Día 21: ‘Ex voto’ (Italia). Plaza de San Jorge. 23.00 horas

Día 23: ‘La tempestad (en un vaso de agua)’. Gran Teatro. 20.00 horas

Día 24: ‘Sueño de una noche de verano’, de William Shakespeare. Gran Teatro. 22 horas

Día 25: ‘La fierecilla domada’, de William Shakespeare. Gran Teatro. 22.00 horas

Día 26: ‘El enfermo imaginario’, de Molière. Gran Teatro. 22.00 horas

Día 27: ‘Una noche con el brujo’. Gran Teatro. 22.00 horas.

Llega Cáceres a la vigésima edición del Festival de Teatro Clásico con un programa que llenará la inigualable escenografía de su Ciudad Monumental con algunos de los mejores montajes teatrales de la temporada, surgidos de los textos del teatro del siglo XVII europeo. A estos montajes, se sumarán tres estrenos absolutos: ‘Dom Juan’, de Molière, ‘La dama duende’, de Calderón y ‘La comedia de los errores’, de Shakespeare, y también dos coproducciones puestas en pie desde el propio Festival para la ocasión: ‘Dom Juan’, con la Compañía de la Reina de Versalles y Cómicos, proyecto ideado para acercar la historia del mejor teatro del Siglo de Oro español a niños y niñas a partir de cinco años, con la prestigiosa compañía Uroc Teatro y el apadrinamiento del actor y director Juan Margallo. Del mismo modo, cuenta el Festival de Teatro Clásico de Cáceres con un buen número de actividades paralelas que complementarán este programa de representaciones en las noches del mes de junio cacereño con prestigiosas propuestas: ‘Lecciones de Teatro Clásico (II)’ como Curso Internacional de Verano de la Universidad de Extremadura, ‘Cine entre bambalinas’, ciclo de cine sobre textos de Shakespeare, o la presentación de un primer estudio histórico, con la edición de: ‘El teatro en Cáceres. Archivo y documentación (1586-1926’.

Pienso que estamos ante la edición más internacional del Festival de Teatro Clásico de Cáceres, también la más europea puesto que, además del cartel de compañías españolas, contaremos con la presencia de Italia, Francia y Portugal y este horizonte que año tras año va ampliándose, no es sino el fruto de un proceso que viven a la vez el festival y su público, y sus públicos: el del conocimiento. Son ya veinte años de simbiosis perfecta entre las piedras medievales, barrocas, árabes, romanas… de este Cáceres nuestro y el festival, con sus textos y sus historias nacidas en una época en la que el teatro era tan popular, tan deseado por el público, tan parte de su vida, como lo pueda ser ahora, de la gente de ahora, la televisión, aunque, claro está, salvando las distancias. Ambos elementos, piedras y teatro clásico, han tenido también un recorrido similar, la ciudad ha ido haciéndose grande para sus gentes, hemos ido viendo crecer nuestra parte antigua en importancia, ha ido prestigiándose ante nuestros ojos y nosotros hemos ido creyendo, poco a poco, que el milagro era posible. También nuestro legado clásico, nuestro mejor teatro,ha ido recuperando espacios y volviendo a nacer para los espectadores.

En estos últimos años han proliferado, por todo el territorio nacional, los festivales, las muestras, los encuentros… de teatro clásico, asociados o no a espacios o hechos históricos. Eso ha permitido que la producción fuese creciendo, que muchas compañías volvieran a tener a Lope o a Calderón, por poner dos ejemplos, entre sus manos con la idea de montar sus textos para ese público que iba naciendo y creciendo tan deprisa como sólo los sueños crecen. Ha sido un proceso rico, desde la oficialidad y desde lo privado, desde

la butaca que se iba llenando noche tras noche, hasta las páginas en blanco de los directores de escena que buscaban un camino estético para poner sobre las tablas algo más que un producto arqueológico rescatado con rigurosidad para el disfrute de estudiosos y eruditos, sino trabajando, más bien, para presentarnos un resultado que mantenga la riqueza de su origen, sin perder el interés para quienes se acercan a verlo, sin más pretensiones que la muy digna del disfrute, o la aún más loable del conocimiento añadido a dicho disfrute.

Tenemos, pues, todos lo elementos: el mejor material textual, clásico y moderno a la vez, la mejor escenografía posible, la ciudad monumental de Cáceres, un público fiel y enamorado de su festival y un cartel rico en nombres propios de la tablas escénicas de nuestro tiempo que llenarán, aún más si cabe, de estrellas las noches del mes de junio cacereño.

Fuente: Hoy.es

Dejar una respuesta




Recent Comments

There is something about me..